Hermanos, Dios nos levanta.

¿Qué cargas necesitas traspasarle a Dios ahora?

¿Estamos renovando nuestras fuerzas mediante la oración y las Escrituras?

La Escritura nos ofrece dos estrategias para combatir el agotamiento en nuestras vidas.

Primero En Isaías 40:29-31 RVR1960
29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;
31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

El alma cansada se renueva cuando espera en el Señor.

Segundo en el Salmo 103:5
El que sacia de bien tu boca, De modo que te rejuvenezcas como el águila

Afirma que Dios nos renueva al saciar nuestra boca con cosas buenas.

Cuando reorganicemos nuestra agenda para incluir más oración que nos dará descanso en Dios, nos comenzaremos a sentir mucho mejor, de nuevo.

No nos dejemos vencer por el agotamiento físico ni espiritual porque allí empieza el cansancio.

Hagamos un alto, meditemos en Su palabra,

Sirvamos mejor a los demás, adoremos y descansemos en Dios, y dile,

“Confío en que TU me darás fuerzas como las águilas.”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.