Eem – Anu – El

La palabra hebrea para con es Eem. Y la palabra para nosotros es Anu.

«Em . . . Anu»

Y la palabra para Dios es El.

Entonces, ¿cómo dirías ‘Con nosotros está Dios’?

«Eem . . . Anu… El.»

«Dilo otra vez.»
«Eem . . . Anu… El. Eem anu El . . . Emmanuel!»

Sí, Emmanuel. Entonces, Isaías profetizó sobre el Mesías: ‘Una virgen concebirá y dará a luz a un niño y lo llamará Emmanuel.’

El nombre del Mesías.

Y más que un nombre. En hebreo, es una frase. Es una declaración, una realidad. Es la realidad del Mesías. Su vida en la tierra fue esta frase hebrea, una declaración en hebreo—Eem Anu El.

¿Cómo fue su vida una frase?

Cuando estaba triste. ¿Quién era el que estaba triste?

«Emmanuel.»

Fue Emmanuel en el dolor.

Eem Anu El en el dolor. Forma una frase:

“Dios está con nosotros en el dolor.”

Y cuando estaba en el barco en el mar de Galilea en medio de la tormenta, fue Emmanuel en la tormenta. Em Anu El en la tormenta. Forma otra frase:

“Dios está con nosotros en la tormenta.”

Y cuando fue despreciado y rechazado de los hombres, fue el rechazo.
«Dios está con nosotros en el rechazo.»

Cuando fue colgado en la cruz en el juicio, era Eem Anu El en el juicio.
«Dios está con nosotros en juicio.»

Y cuando ascendió al cielo, donde está, es un Eem Anu El para siempre.
«Dios está con nosotros para siempre.»

Emmanuel vino al mundo y a todas las circunstancias de la vida, para que pudiéramos decir:

“En todo momento, en todos los lugares, en todas las circunstancias… Eem Anu El, Dios está con nosotros . . . siempre.'»


La Misión:

Hoy, practique el hebreo de Su nombre. En todas las circunstancias habla y enseña la realidad de Eem Anu El — Dios está contigo, siempre.

Referencias:

Isaías 7:14 14 Por tanto, el Señor mismo les dará esta señal: Una virgen concebirá y dará a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel.

Mateo 1:21–25 21 Y dará a luz un Hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a Su pueblo de sus pecados».

22 Todo esto sucedió[a] para que se cumpliera lo que el Señor había hablado por medio del profeta, diciendo:

23 «He aquí, la virgen concebirá y dará a luz un Hijo, y le pondrán por nombre Emmanuel», que traducido significa: «Dios con nosotros».

24 Cuando José despertó[c] del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y tomó consigo a María como su mujer; 

25 y la conservó virgen[d] hasta que dio a luz un Hijo[e]; y le puso por nombre Jesús.

Lucas 8:22–25 22 Uno de aquellos días, Jesús entró en una barca con Sus discípulos, y les dijo: «Pasemos al otro lado del lago». Y se hicieron a la mar. 

23 Pero mientras ellos navegaban, Él se durmió; y una violenta tempestad descendió sobre el lago, y comenzaron a hundirse y corrían peligro.

24 Llegándose a Jesús, lo despertaron, diciendo: «¡Maestro, Maestro, que perecemos!». Y Él, levantándose, reprendió al viento y a las olas embravecidas, y cesaron y sobrevino la calma.

25 «¿Dónde está la fe de ustedes?», les dijo. Pero ellos estaban atemorizados y asombrados, diciéndose unos a otros: «¿Quién, pues, es Este que aun a los vientos y al agua manda y lo obedecen?».

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.