El Privilegio de Adorar Juntos al Dios Soberano.

122 – Yo me alegré con los que me decían:
    A la casa de Jehová iremos.
Nuestros pies estuvieron
Dentro de tus puertas, oh Jerusalén.
Jerusalén, que se ha edificado
Como una ciudad que está bien unida entre sí.


Salmos 122:1-3

El Dios Que Adoramos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.