Tema 30 (2021-12-12): La Encarnación del Hijo de Dios

Serie: Las Características y Normas de
Nuestra Iglesia Local
Tema: 30

Pastor Jose Luis


2021-12-12 – Tema 30 – La Encarnacion del Hijo de Dios

San Anselmo de Canterbury fue un monje benedictino que ejerció como arzobispo de Canterbury durante el periodo 1093-1109. Destacó como teólogo y filósofo escolástico

 Ahora, ¿acaso no existe esta naturaleza, porque «dijo el necio en su corazón: no hay Dios»? […] Si existe sólo en la mente, no se cree que exista en la realidad; El más grande.

Anselmo de Canterbury, inicio del argumento ontológico para probar la existencia de Dios.

Cur Deus Homo (En latín):
«¿Por qué Dios se hizo hombre?»


Romanos 1:20, Reina-Valera 1960

20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

1 Timoteo 1:15, Reina-Valera 1960

15 Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero.


3 Puntos para meditar:

1) La Encarnacion y Nacimiento de Cristo.

2) La Encarnacion de la Humanidad de Cristo.

3) La Encarnacion y Muerte de Cristo.


Génesis 3:15, Reina-Valera 1960

15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

Desde el Antigua Testamento se profecitaba que el Mesias seria:

  1. Profeta
  2. Sacerdote
  3. Rey

Hechos 3:22-23, Reina-Valera 1960

22 Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; 

23 y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo.

Hebreos 5:1, Reina-Valera 1960

Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados;

Hebreos 7:22-28, Reina-Valera 1960

22 Por tanto, Jesús es hecho fiador de un mejor pacto.

23 Y los otros sacerdotes llegaron a ser muchos, debido a que por la muerte no podían continuar; 

24 mas este, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdocio inmutable; 

25 por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.

26 Porque tal sumo sacerdote nos convenía: santo, inocente, sin mancha, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos; 

27 que no tiene necesidad cada día, como aquellos sumos sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, ofreciéndose a sí mismo. 

28 Porque la ley constituye sumos sacerdotes a débiles hombres; pero la palabra del juramento, posterior a la ley, al Hijo, hecho perfecto para siempre.


Romanos 1:3, Reina-Valera 1960

acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne,

Mateo 1:1, Reina-Valera 1960

Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham.

Mateo 1:17, Reina-Valera 1960

17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.

Isaías 9:6-7, Reina-Valera 1960

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz. 

Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán límite, sobre el trono de David y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora y para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.


Hebreos 1:1-4, Reina-Valera 1960

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas,

en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; 

el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, 

hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

Hebreos 4:14-16, Reina-Valera 1960

14 Por tanto, teniendo un gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el Hijo de Dios, retengamos nuestra profesión. 

15 Porque no tenemos un sumo sacerdote que no pueda compadecerse de nuestras debilidades, sino uno que fue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sin pecado. 

16 Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

1 Timoteo 2:5, Reina-Valera 1960

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,


1) La Encarnacion y Nacimiento de Cristo.

Juan 1:1-3, Reina-Valera 1960

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. 
Este era en el principio con Dios. 
Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

Juan 1:14, Reina-Valera 1960

14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Mateo 1:23, Reina-Valera 1960

23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

Lucas 1:31-35, Reina-Valera 1960

31 Y ahora, concebirás en tu vientre, y darás a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS.
32 Este será grande, y será llamado Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David su padre; 
33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin. 
34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón. 
35 Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

Mateo 1:18-20, Reina-Valera 1960

18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. 
19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 
20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

1 Timoteo 3:16, Reina-Valera 1960

16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.


2) La Encarnacion de la Humanidad de Cristo.

Hebreos 13:8, Reina-Valera 1960

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

Hebreos 2:16, Reina-Valera 1960

16 Porque ciertamente no socorrió a los ángeles, sino que socorrió a la descendencia de Abraham.

Hebreos 2:7-10, Reina-Valera 1960

Le hiciste un poco menor que los ángeles, Le coronaste de gloria y de honra, Y le pusiste sobre las obras de tus manos;
Todo lo sujetaste bajo sus pies.
Pero vemos a aquel que fue hecho un poco menor que los ángeles, a Jesús, coronado de gloria y de honra, a causa del padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos.

Hebreos 2:17, Reina-Valera 1960

17 Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del pueblo.

Isaías 9:6, Reina-Valera 1960

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Gálatas 4:4, Reina-Valera 1960

Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la ley,

Juan 3:16, Reina-Valera 1960

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Marcos 10:45, Reina-Valera 1960

45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

3) La Encarnacion y Muerte de Cristo.

Filipenses 2:5-11, Reina-Valera 1960

Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 
el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 
sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 
y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. 
Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre, 
10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra; 
11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

Hebreos 10:4-10, Reina-Valera 1960

porque la sangre de los toros y de los machos cabríos no puede quitar los pecados.
Por lo cual, entrando en el mundo dice: Sacrificio y ofrenda no quisiste; Mas me preparaste cuerpo.
Holocaustos y expiaciones por el pecado no te agradaron.
Entonces dije: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad, Como en el rollo del libro está escrito de mí.
Diciendo primero: Sacrificio y ofrenda y holocaustos y expiaciones por el pecado no quisiste, ni te agradaron (las cuales cosas se ofrecen según la ley), 
y diciendo luego: He aquí que vengo, oh Dios, para hacer tu voluntad; quita lo primero, para establecer esto último. 
10 En esa voluntad somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre.

Isaías 53:5, Reina-Valera 1960

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.

1 Pedro 3:18, Reina-Valera 1960

18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.