Serie: Las Características y Normas de
Nuestra Iglesia Local
Tema: 36


Tema 36 – (Enero 23, 2022) – Ofrendar en Gracia, con Gozo y Generosidad. – Parte #2

2 Corintios 8:1-4, Reina-Valera 1960
8 Asimismo, hermanos, os hacemos saber la gracia de Dios que se ha dado a las iglesias de Macedonia; 
que, en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad. 
Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aún más allá de sus fuerzas, 
pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos.
2 Corintios 8:1-4, Dios Habla Hoy
8 Ahora, hermanos, queremos contarles cómo se ha mostrado la bondad de Dios en las iglesias de Macedonia.
A pesar de las pruebas por las que han tenido que pasar, son muy felices; y a pesar de ser muy pobres, sus ofrendas han sido tan generosas como si fueran ricos.
Yo soy testigo de que han ofrendado espontáneamente según sus posibilidades, y aún más allá de ellas. Por su propia iniciativa
nos rogaron mucho que les permitiéramos tomar parte en esta ayuda para el pueblo de Dios.

2 Corintios 8:9, Reina-Valera 1960
Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico, para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos.

Colosenses 1:16, Reina-Valera 1960

16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Efesios 1:3, Reina-Valera 1960
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo,

2 Corintios 9:5-11, Reina-Valera 1960
Por tanto, tuve por necesario exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros y preparasen primero vuestra generosidad antes prometida, para que esté lista como de generosidad, y no como de exigencia nuestra.
Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. 
Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 
Y poderoso es Dios para hacer que abunde en vosotros toda gracia, a fin de que, teniendo siempre en todas las cosas todo lo suficiente, abundéis para toda buena obra; 
como está escrito:
Repartió, dio a los pobres;
Su justicia permanece para siempre.
10 Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia, 
11 para que estéis enriquecidos en todo para toda liberalidad, la cual produce por medio de nosotros acción de gracias a Dios.

Tres Contrastes

m-13:50

Oposición, contraposición o diferencia notable que existe entre personas o cosas.

Diccionario – Real Academia Española

Primer Contraste: La actitud del corazón a la hora de ofrendar es más importante de lo que tu ofrendas.

“La actitud del corazón a la hora de ofrendar es mas importante para Dios que la cantidad que ofrendamos. Porque, Dios realmente no necesita nuestro dinero.”       Pastor Jose Luis Córdova

Salmos 24:1-2, Reina-Valera 1960
24 De Jehová es la tierra y su plenitud;
El mundo, y los que en él habitan.
Porque él la fundó sobre los mares,
Y la afirmó sobre los ríos.

Mateo 5:24, Reina-Valera 1960
24 deja allí tu ofrenda delante del altar, y anda, reconcíliate primero con tu hermano, y entonces ven y presenta tu ofrenda.

m-16:45

2 Corintios 9:5, Nueva Traducción Viviente
Así que pensé que debería enviarles a estos hermanos primero, a fin de estar seguro de que tienen lista la ofrenda que prometieron; pero quiero que sea una ofrenda voluntaria, no una ofrenda dada de mala gana.

M-17:40

Ofrenda generosa ya prometida = bendición (elogia)

2 Corintios 9:5, Reina-Valera 1960
Por tanto, tuve por necesario exhortar a los hermanos que fuesen primero a vosotros y preparasen primero vuestra generosidad antes prometida, para que esté lista como de generosidad, y no como de exigencia nuestra.


m-20:40

Hechos 5

Ananías y Safira

Pero cierto hombre llamado Ananías, con Safira su mujer, vendió una heredad, y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles. Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? …

Leer capitulo completo


m-22:26

Segundo Contraste – La ofrenda debe ser generosa y no con tacañería

2 Corintios 9:6, Reina-Valera 1960
Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

Mateo 6:21, Reina-Valera 1960
21 Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.

1 Corintios 16:2, Reina-Valera 1960
16 En cuanto, a la ofrenda para los santos, haced vosotros también de la manera que ordené en las iglesias de Galacia.
Cada primer día de la semana cada uno de vosotros ponga aparte algo, según haya prosperado, guardándolo, para que cuando yo llegue no se recojan entonces ofrendas.

m-39:51

Tercer Contraste – Que cada uno debe ofrendar con generosidad y no con tristeza ni de mala gana

2 Corintios 9:7, Reina-Valera 1960
Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

2 Corintios 9:7, Dios Habla Hoy
7 Cada uno debe dar según lo que haya decidido en su corazón, y no de mala gana o a la fuerza, porque Dios ama al que da con alegría.

2 Corintios 8:3-5, Reina-Valera 1960
3 Pues doy testimonio de que con agrado han dado conforme a sus fuerzas, y aún más allá de sus fuerzas, 
4 pidiéndonos con muchos ruegos que les concediésemos el privilegio de participar en este servicio para los santos.
Y no como lo esperábamos, sino que a sí mismos se dieron primeramente al Señor, y luego a nosotros por la voluntad de Dios;

2 Corintios 9:6, Reina-Valera 1960
…El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará.

2 Corintios 9:7, Reina-Valera 1960
Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre.

Mateo 3:17, Reina-Valera 1960
17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

2 Corintios 8:2, Reina-Valera 1960
2 que en grande prueba de tribulación, la abundancia de su gozo y su profunda pobreza abundaron en riquezas de su generosidad.

Mateo 19:21, Reina-Valera 1960
21 Jesús le dijo: …, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, …

Mateo 19:23, Reina-Valera 1960
23 … que difícilmente entrará un rico en el reino de los cielos.

Hechos 11:26-30, Reina-Valera 1960
26 Y se congregaron allí todo un año con la iglesia, y enseñaron a mucha gente; y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía.

27 En aquellos días unos profetas descendieron de Jerusalén a Antioquía.

28 Y levantándose uno de ellos, llamado Agabo, daba a entender por el Espíritu, que vendría una gran hambre en toda la tierra habitada; la cual sucedió en tiempo de Claudio. 

29 Entonces los discípulos, cada uno conforme a lo que tenía, determinaron enviar socorro a los hermanos que habitaban en Judea; 

30 lo cual en efecto hicieron, enviándolo a los ancianos por mano de Bernabé y de Saulo.

Juan 3:16, Reina-Valera 1960

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.

Efesios 2:1-5, Reina-Valera 1960

2 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, 

entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.

Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó,

aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),