Serie: Las Características y Normas de
Nuestra Iglesia Local
Tema: 39, Hermano Oswaldo Moreno


Tema 39 – Fe Verdadera Creyente Verdadero – Fe Falsa Creyente Falso, Hno. Oswaldo Moreno

Santiago 2:26, Reina-Valera 1960
26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

Romanos 3:28, Reina-Valera 1960
28 Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.

Mateo 6:14-15, Reina-Valera 1960
14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; 15 mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas.

Santiago 2:19-20, Reina-Valera 1960
19 Tú crees que Dios es uno; bien haces. También los demonios creen, y tiemblan. 20 ¿Mas quieres saber, hombre vano, que la fe sin obras es muerta?

Marcos 4:20, Reina-Valera 1960
20 Y estos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.

Santiago 1:22, Reina-Valera 1960
22 Pero sed hacedores de la palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos.

Santiago 3:6, Reina-Valera 1960
Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo, e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

Santiago 3:8-9, Reina-Valera 1960
pero ningún hombre puede domar la lengua, que es un mal que no puede ser refrenado, llena de veneno mortal. Con ella bendecimos al Dios y Padre, y con ella maldecimos a los hombres, que están hechos a la semejanza de Dios.

Efesios 4:1, Reina-Valera 1960
Yo pues, preso en el Señor, os ruego que andéis como es digno de la vocación con que fuisteis llamados,

Efesios 5:1-3, Reina-Valera 1960
Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.
Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.
Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos;

1 Juan 4:20, Reina-Valera 1960
20 Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?

Santiago 4:8-10, Reina-Valera 1960
Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones. 
Afligíos, y lamentad, y llorad. Vuestra risa se convierta en lloro, y vuestro gozo en tristeza. 
10 Humillaos delante del Señor, y él os exaltará.