Serie: Reunión de Varones
Lectura Principal: S. Mateo 5:41 RVR1960

Lector: Hermano Oswaldo Moreno


Varones Que Damos LA Milla Extra

Mateo 20:28, Reina-Valera 1960

28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Marcos 10:45, Reina-Valera 1960

45 Porque el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

Mateo 9:37-38, Reina-Valera 1960

37 Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, más los obreros pocos. 

38 Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies.

Mateo 5:41, Reina-Valera 1960

41 y a cualquiera que te obligue a llevar carga por una milla, ve con él dos.


Josué 14:6-12, Reina-Valera 1960

Caleb recibe Hebrón

6 Y los hijos de Judá vinieron a Josué en Gilgal; y Caleb, hijo de Jefone cenezeo, le dijo: Tú sabes lo que Jehová dijo a Moisés, varón de Dios, en Cades-barnea, tocante a mí y a ti.

7 Yo era de edad de cuarenta años cuando Moisés siervo de Jehová me envió de Cades-barnea a reconocer la tierra; y yo le traje noticias como lo sentía en mi corazón.

8 Y mis hermanos, los que habían subido conmigo, hicieron desfallecer el corazón del pueblo; pero yo cumplí siguiendo a Jehová mi Dios.

9 Entonces Moisés juró diciendo: Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios. 

10 Ahora bien, Jehová me ha hecho vivir, como él dijo, estos cuarenta y cinco años, desde el tiempo que Jehová habló estas palabras a Moisés, cuando Israel andaba por el desierto; y ahora, he aquí, hoy soy de edad de ochenta y cinco años.

11 Todavía estoy tan fuerte como el día que Moisés me envió; cual era mi fuerza entonces, tal es ahora mi fuerza para la guerra, y para salir y para entrar. 

12 Dame, pues, ahora este monte, del cual habló Jehová aquel día; porque tú oíste en aquel día que los anaceos están allí, y que hay ciudades grandes y fortificadas. Quizá Jehová estará conmigo, y los echaré, como Jehová ha dicho.

Hebreos 12:1, Reina-Valera 1960

12 Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,

2 Corintios 13:5, Reina-Valera 1960

5 Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados?

2 Reyes 20:1, Reina-Valera 1960

20 En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás.

2 Crónicas 1:7, Reina-Valera 1960

Y aquella noche apareció Dios a Salomón y le dijo: Pídeme lo que quieras que yo te dé.

1 Reyes 3:7-10, Reina-Valera 1960

7 Ahora pues, Jehová Dios mío, tú me has puesto a mí tu siervo por rey en lugar de David mi padre; y yo soy joven, y no sé cómo entrar ni salir. 

8 Y tu siervo está en medio de tu pueblo al cual tú escogiste; un pueblo grande, que no se puede contar ni numerar por su multitud. 

9 Da, pues, a tu siervo corazón entendido para juzgar a tu pueblo, y para discernir entre lo bueno y lo malo; porque ¿quién podrá gobernar este tu pueblo tan grande?

10 Y agradó delante del Señor que Salomón pidiese esto.

Un Hombre Conforme al Corazón de Dios

  1. Ama a Dios sobre todas las cosas.
  2. Busca el consejo de Dios para él y su familia.
  3. Lleno del espíritu Santo.
  4. Es humilde, amable, ama a su prójimo.
  5. Perdona y sabe pedir perdón.
  6. Paciente para con los demás.
  7. Confía completamente en Dios.
  8. Ama lo que Dios ama y aborrece lo que Dios aborrece.
  9. Ama la humildad y no el orgullo.
  10. Ama la verdad y no la mentira.
  11. Ama el servir y no ser servidos.
  12. Ama a su esposa y a sus hijos más que a ellos mismos.
  13. Ama al Señor mas que lo que ama a este mundo.

Juan 11:39-40, Reina-Valera 1960

39 Dijo Jesús: Quitad la piedra. Marta, la hermana del que había muerto, le dijo: Señor, hiede ya, porque es de cuatro días. 40 Jesús le dijo: ¿No te he dicho que, si crees, verás la gloria de Dios?

Filipenses 1:6, Reina-Valera 1960

6 estando persuadido de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo.