Tema 1 – El Amor de Dios y el Amor que Salva

Serie: Conociendo el Amor de Dios
Lectura Principal: 1 Juan 4:8, RVR-1960

Lector: Pastor Jose Luis Cordova

2022-06-05 – Tema-1 – El Amor de Dios y el Amor que Salva

Tres Propiciones Claves Para Aprender el Amor de Dios:

  1. El Amor Ilimitado y Universal de Dios
  2. El Amor Limitado de acuerdo con su voluntad y su propósito
  3. El Amor de Dios esta solamente dirigido para su gloria y por Amor de su Nombre

El Amor Ilimitado y Universal de Dios

1 Juan 4:7-12, Reina-Valera 1960
7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 10 En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados. 11 Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros. 12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

Juan 3:16, Reina-Valera 1960
16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna.
Dios amó al mundo con el amor que no salva.
Dios entrego a su Hijo unigénito para que muriera por todo el mundo.
Para que todo aquel que en él cree, no se pierda. No todo el mundo, solo aquel que cree.
Mas tenga vida eterna.


No Todo el Mundo es Salvo

Juan 3:17-18, Reina-Valera 1960
17 Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él.
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.

Romanos 8:1, Reina-Valera Antigua
8 AHORA pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús

Juan 3:18, Reina-Valera 1960
18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios.


Hay Dos Clases de Amor

  1. El Amor Universal para todo el mundo. El cual no salva. Incluye a quienes no creen.
  2. El amor Expresado en Dios. Para quienes creen.

El Rico y Lázaro

Lucas 16:19-31, Reina-Valera 1960


2 Corintios 13:11, Reina-Valera 1960
11 Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.

1 Juan 4:8, Reina-Valera 1960
8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

Lamentaciones 3:22-23, Reina-Valera 1960
22 Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.
23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.

Salmos 14:1-3, Reina-Valera 1960
14 Dice el necio en su corazón: No hay Dios. Se han corrompido, hacen obras abominables; No hay quien haga el bien.
2 Jehová miró desde los cielos sobre los hijos de los hombres, Para ver si había algún entendido, Que buscara a Dios.
3 Todos se desviaron, a una se han corrompido; No hay quien haga lo bueno, no hay ni siquiera uno.

Romanos 3:10-11, Reina-Valera 1960
10 Como está escrito: No hay justo, ni aun uno;
11 No hay quien entienda, No hay quien busque a Dios.


Dos Teorías Que han Predominado en el Mundo

  1. El Universalismo.
    “Dios es el Salvador de todo el mundo. Al fin de todo, no hay un infierno y todos van a gozar de Dios en el Cielo. Dios salva a todos.”
  2. El Aniquilamiento.
    “Dios salva a los que se han arrepentido. Los pecadores que no le recibieron se extinguieron o desaparecieron a la nada.”

Tres Posiciones Claves para Aprender el Amor de Dios:

  1. El Amor Ilimitado y Universal de Dios
  2. El Amor Limitado de acuerdo con su voluntad y su propósito
  3. El Amor de Dios está solamente dirigido para su gloria y por Amor de su Nombre

Tito 3:4-7, Reina-Valera 1960
4 Pero cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador, y su amor para con los hombres, 5 nos salvó, no por obras de justicia que nosotros hubiéramos hecho, sino por su misericordia, por el lavamiento de la regeneración y por la renovación en el Espíritu Santo, 6 el cual derramó en nosotros abundantemente por Jesucristo nuestro Salvador, 7 para que, justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna.

Efesios 5:1, Reina-Valera 1960
5 Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.




Categorías:Sermon

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: