La Queja de Nuestros Corazones

Serie: Damas Al Servicio de Dios

Hermana Lili Córdova



La Queja de Nuestros Corazones

14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas,

Lectura Principal: Filipenses 2:14, RVR1960


A primera instancia de quien nos quejamos es de Dios. O, de lo que Él permite en nuestras vidas.

La queja y murmuración son una señal del corazón que no esta agradecido por las cosas que el Señor trae.


14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;

Filipenses 2:14-15, Reina-Valera 1960


Primero: Tengamos presente que la queja es un pecado directo contra Dios.

Segundo: Tomar en serio cuando nos quejamos. No justificarlo, confesar nuestra queja, y arrepentirnos cada vez que lo hacemos.

Tercero: Seamos intencionales a la hora de agradecer. Seamos más agradecidas.

Cuarto: Pidamos a Dios nos ayude a confiar en su soberanía. Saber que siembre Él es sabio. Que Dios nos ayude a tener siempre presente lo compasivo que Él siempre ha sido con nosotras al salvarnos.


Nuestra pregunta para el día de hoy es:

¿En nuestro diario vivir o quejamos más o somos agradecidas?


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.